SALIDAS PROFESIONALES DEL QUIROMASAJE

  El masaje practicado empíricamente se remonta a los primeros tiempos de la humanidad, hablándose de él en los Vedas, o libros sagrados del hinduismo, o en los Libros blancos chinos de Kong-Fu, escritos unos 3.000 años a. C. Desde principios del siglo XX, a través ya de las múltiples experiencias, publicaciones, aplicaciones, técnicas y sistemas de masajes de distintas escuelas europeas, americanas y orientales, se sientan las bases definitivas del masaje moderno, época en la que en España se comienza a considerar y a estudiar quiromasaje.

  Como veremos más adelante y se explica al estudiar quiromasaje, en España la actividad profesional del quiromasajista no está considerada hoy en día como una profesión sanitaria, por lo que no está capacitado para realizar tratamientos de tipo sanitario ni diagnósticos. La función del quiromasajista es la de producir un efecto de bienestar físico y psicológico a través del masaje manual. 


  El trabajo del quiromasajista: perfil profesional

  El quiromasajista, a través de diversas técnicas de masajes manuales y manipulaciones, se encarga de estimular o descontracturar los tejidos blandos. Ello requiere un conocimiento exhaustivo de dichas técnicas y manipulaciones que se adquiere al estudiar quiromasaje, así como de las estructuras óseo-musculares del cuerpo humano. En realidad, aunque está más enfocado a la prevención y el bienestar, el quiromasaje ayuda a mejorar muchas condiciones de salud, muchas veces no por una acción directa sobre el problema, sino por una acción refleja, en parte provocada por la producción de endorfinas resultante de la acción relajante de la acción del quiromasajista.

  En este sentido, conocer bien los diferentes tipos de masajes, sus beneficios y correcta forma de aplicación, así como ser capaz de identificar cuál es el tipo de masaje más adecuado en cada caso, son dos cuestiones muy importantes que se aprenden al estudiar quiromasaje y que todo quiromasajista debe dominar. Es más, el quiromasajista debe ser capaz de establecer planes de trabajo sistemáticos e individualizados a cada cliente en función de sus necesidades concretas.

  En este sentido, el perfil profesional del experto en quiromasaje incluye, además del conocimiento necesario para actuar sobre las estructuraras adecuadas y el efecto del masaje sobra cada una de ellas, una clara vocación de servicio al cliente junto con una buena capacidad comunicativa, incluyendo la capacidad de escuchar y entender los problemas y necesidades de cada cliente. Además, es necesario tener fuerza y habilidad en las manos para poder aplicar las técnicas y manipulaciones de forma correcta, junto a una buena forma física para poder permanecer en la postura necesaria para la aplicación del masaje durante periodos de tiempo bastante largos. De hecho, saber adoptar una postura correcta es una cuestión fundamental tanto para el quiromasajista como para el cliente.


  Marco legal para el ejercicio profesional del quiromasajista

  Como explicábamos en el artículo Guía básica para el autoempleo del terapeuta manual, a día de hoy, los quiromasajistas y terapeutas manuales tienen dos alternativas a la hora de darse de alta oficialmente como trabajadores autónomos de cara al Ministerio de Hacienda y poder trabajar libre y legalmente ofreciendo sus servicios como tales:

Epígrafe 839: Masajistas, Dietistas y Auxiliares de enfermería
Epígrafe 841: Naturópatas, Acupuntores y otros Profesionales Parasanitarios

  Y por otro lado, las terapias manuales y alternativas se reconocen laboralmente ante la Administración General de la Seguridad Social en el epígrafe 8690 (Otras actividades sanitarias) en su Clasificación Nacional de Actividades Económicas 2009, entre otras, el masaje terapéutico o no terapéutico.

  Pero los quiromasajistas también pueden trabajar por cuenta ajena. En este sentido, en la Clasificación Nacional de Ocupaciones 2011 se incorpora laboralmente la ocupación del masaje terapéutico y no terapéutico a través de los epígrafes:

3325 Ayudantes fisioterapeutas
3339 Otros profesionales de las terapias alternativas
5812 Especialistas en tratamientos de estética, bienestar y afines


Estudiar quiromasaje y sus salidas laborales

  Como hemos visto, el quiromasaje es una actividad profesional totalmente legalizada en España y los quiromasajistas tienen la opción de trabajar por cuenta propia o por cuenta ajena. Cabe destacar que en los últimos años se ha podido observar un significativo aumento en las salidas laborales de estos profesionales.

  Los quiromasajistas pueden desarrollar su actividad de forma independiente montando su propio centro o prestando servicios a domicilio, y también trabajar en centros de estética y masaje, balnearios, hoteles, gimnasios y clubes deportivos. El abanico de posibilidades es muy amplio.